miércoles, 22 de diciembre de 2010

El incesto: Lot es seducido por sus hijas



Es un libro con violaciones, abuso sexual, "quítate tú para ponerme yo", amor ilícito, exhibicionismo, incesto, un poco de amor gay y una obsesión con la circuncisión. Si crees que esta magna obra sólo la encontrarás en la sección porno, la respuesta es muy distinta: está en casi todos los moteles de Estados Unidos, pero también en casi todas las iglesias cristianas: es la sagrada Biblia.

En la Biblia, Lot, el sobrino de Abraham, vivía en Sodoma, una ciudad tan llena de pecado que quisieron violar en la calle a los enviados de Dios. Los ángeles lograron vencer a la muchedumbre, pero Dios decidió destruir a la ciudad y a la vecina Gomorra ahí mismo. Tan sólo se salvaría Lot, su mujer y sus dos hijas, que no tienen nombre en la Biblia.

La mujer de Lot fue ordenada que no mirara hacia atrás, pero lo hizo y se convirtió en un poste de sal. El recién enviudado Lot se instaló en una cueva con sus hijas. Ambas, al verse solas y creyendo que eran las únicas que quedaban en el mundo, decidieron emborrachar a su padre, tener relaciones con el ebrio anciano para poder tener hijos.

"Al día siguiente dijo la mayor a la pequeña: "Mira, yo me he acostado anoche con mi padre. Vamos a propinarle vino también esta noche, y entras tú a acostarte con él, y así engendraremos de nuestro padre descendencia".
─ Génesis 19:34.

"Las dos hijas de Lot quedaron encinta de su padre. La mayor dio a luz un hijo, ye le llamó Moab: es el padre de los actuales moabitas. La pequeña también dio a luz un hijo, ye le llamó Ben Ammí: es el padre de los actuales ammonitas".
─ Génesis, 19:36-38.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada