miércoles, 22 de diciembre de 2010

El Sexo en la Biblia: Santos y Pecadores


Los violadores de Guibeá se salen con la suya
Un sacerdote judío se peleó con su amante, y ésta se fue a Belén a casa de su padre. El joven levita se arrepintió, y fue a recogerla para hacer las paces. En el camino de regreso a casa, se hospedaron en Guibeá, en una zona que controlaba la tribu israelita de Benjamín.

En ese pueblo, un anciano hospedó a la pareja y su criado, y entonces casi se repitió la escena de Sodoma:

Los hombres de la ciudad, gente malvada, cercaron la casa y golpeando la puerta le dijeron al viejo, dueño de la casa: "Haz salir al hombre que ha entrado en tu casa para que lo conozcamos."
─Jueces19:22

El sacerdote, sin embargo, no era muy valiente: Entonces el hombre tomó a su concubina y se la sacó fuera. Ellos la conocieron, la maltrataron toda la noche hasta la mañana y la dejaron al amanecer. Llegó la mujer de madrugada y cayó a la entrada de la casa del hombre donde estaba su marido; allí quedó hasta que fue de día.

El joven montó a su concubina en el asno, y regresó a su pueblo en las montañas.

Llegado a su casa, agarró un cuchillo y tomando a su concubina la partió miembro por miembro en doce trozos y los envió por todo el territorio de Israel.
– Jueces 19:20

El joven logró que se hiciera una asamblea, que condenó a muerte al pueblo de Guibeá. Pero como el pueblo era parte de la tribu de los benjamitas, éstos decidieron defenderse. Casi todos los hombres fueron exterminados, salvo 600 guerreros que se refugiaron en la Peña de Rimmón.

Los israelitas de repente se dieron cuenta que estaban a punto de exterminar a una tribu de Israel, y entonces se arrepintieron, llegando a una macabra conclusión: como la gente de Yabés de Galaad no había enviado a ningún guerrero, mandaron matar a todos los hombres de ese pueblo, y las doncellas fueron dadas a los sobrevivientes benjamitas.

El capítulo de Jueces termina así: "Por aquel tiempo no había rey en Israel y cada uno hacía lo que le parecía bien".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada