jueves, 9 de septiembre de 2010

ÑUSTA

Al pisar suelo serrano
inquieto de encontrar la fe anhelada
la misma dicha que se esconde
desafiando al viento que te alaga
el alma se acompasa dulcemente
de tu piel inmaculada
y se siente frente a ti
el dibujar presencial de tu imagen
que vagando habia soñado
Tus ojos rusticos de paz,
de praderas, de violetasd,
del mismo sol que asoma en la ventana,
tu pupila juguetona,
esa mirada que enamora
imitando las montañas virginales
que dibuja tu etiqueta juvenil
la bulla melodiosa y rondadora
tu canto pueblerino enquenecido
tu frase romancera
como cantando una llagada
y el bienestar que ofrece
la pureza de tus gestos
el desliz de tu sonrisa zagaleja
de ave libre que se ac erca
bailarina de petalo viviente
para endulzarse de enjambre
tiernamente dulce,
y empezar su danza incaica
camino al limpido celaje
que azulado de enternecerte,
más te engríe,
pues tienes el previlegio
de ser colla platinada de belleza
El nuevo canto sera mi Ñusta
y en poeticas mañanas de páramo y rocio
escogerá una frase ruiseñora
para entonar mi musica viajera
encargando al ocaso purpurino
una serenata purpurina
una serenata quinceañera
y sentirte enamorada entre mi pecho
comoi flor de primavera
Seguro que al abrumar de la quebrada
escogerá su manan tial mas cristalino
espumado de cauce y de retamas
para adornar tu paso alegre
en la esplañada rivera que te estepa
orillada de ilusiones
y un varon a tu manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada