miércoles, 13 de enero de 2010

LITERATURA QUECHUA

El gran escritor peruano José María ArguedasPoesía
La poesía quechua contemporánea tiene códigos propios y ya no más ese carácter colectivo, anónimo y oral de los inicios, cuando estaba conformada por plegarias e himnos. Si bien la poesía ancestral exaltaba preferentemente la gesta de los dioses fundadores, la que se hizo durante la Colonia tuvo un carácter marcadamente religioso: oraciones, plegarias y cánticos que, en su mayoría, eran traducciones del devocionario católico.

En el sigo XX, José María Arguedas destacó entre los poetas y escritores quechuas, yuxtaponiendo su imagen a la de muchos otros que como él realizaban una labor literaria en esta lengua. Uno de ellos es el cusqueño Kilku Warak'a (seudónimo de Andrés Alencastre), quien en 1952 publicó su primer libro Taki Parwa/Canción en flor, una obra maestra que Arguedas consideró para alabar a Alencastre como uno de los mejores poetas quechuas del siglo.

Además de Arguedas y Alencastre, la tradición poética peruana escrita en quechua sigue enriqueciéndose con el trabajo de César Augusto Guardia Mayorga, Inocencio Mamani, Faustino Espinoza Navarro, Edmundo Delgado Vivanco, William Hurtado de Mendoza, Macedonio Villafán, Odi Gonzales, entre otros.

Narrativa
Es my escasa. En los últimos años no son los escritores sino los antropólogos quienes vienen enriqueciendo esa tradición con el lanzamiento de un nuevo género: El testimonio.

Uno de los libros de este género es “La autobiografía de Gregorio Condori Mamani”, una recopilación de los antropólogos Ricardo Valderrama y Carmen Escalante. Asimismo, en los últimos tiempos, muchos estudiosos extranjeros han visitado diversas comunidades quechuas y han ido recopilando cuentos, leyendas, canciones, etc. que luego de ser transcritas y traducidas, son publicadas en ediciones bilingues: quechua-español.

Para la difusión de estos libros, la labor de algunas editoriales como la del Centro Bartolomé de las Casas y del Instituto de Estudios Peruanos ha sido determinante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada