miércoles, 13 de enero de 2010

PABLO DE OLAVIDE Y SU NARRATIVA - BIOGRAFIA


Pablo Antonio Joseph de Olavide y Jáuregui nació en Lima el 25 de enero de 1725. Sus padres fueron Martín de Olavide (español) y María Ana de Jáuregui (criolla). Fue sobrino del virrey Don Agustín de Jáuregui. En 1740 obtiene los grados de Licenciado y Doctor en Teología en la Universidad de San Marcos y en 1741 logra el doctorado en Derecho Canónico y Derecho Civil por la misma universidad. Después del terremoto de asoló Lima en 1746, apoyó a las autoridades virreinales en la reconstrucción de la ciudad. Acusado de malversación de fondos y fraude comercial, viajo a España en 1750 para defenderse de los cargos, a donde llega en 1652. Se casa con una viuda rica llamada Isabel de los Ríos en 1755 y al año siguiente ingresa a la exclusiva Orden de los Caballeros de Santiago. En 1757 obtiene una “sentencia de olvido” de parte de Fernando VI. Realiza constantes viajes comerciales y de perfeccionamiento intelectual a Francia, donde frecuenta a ilustrados como Voltaire. En 1766 (reinado de Carlos III) empieza su meteórica carrera pública bajo el amparo de los poderosos hombres de gobierno Aranda y Campomanes. Primero, tras el Motín de Esquilache, es nombrado Director del Hospicio San Fernando y “personero del común”. Al año siguiente es nombrado Intendente de Andalucía, Asistente de Sevilla y Superintendente de las Nuevas Poblaciones en la Sierra Morena, empezando el establecimiento de las Nuevas Poblaciones hacia 1769, cuyo rápido desarrollo estaba cimentado hacia 1772. El logro de este plan de desarrollo es uno de los más grandes símbolos del reinado ilustrado de Carlos III. Esto generó el recelo del sector reaccionario español, que veía en el éxito de Olavide el símbolo del traslado del poder tradicional de la Iglesia y la nobleza feudal hacia la Monarquía que postulaba el “Despotismo ilustrado”. Así, la Inquisición –a causa de sus declaraciones públicas en contra de la Iglesia y supuestas muestras de impiedad– inicia un proceso contra Olavide en 1775, que culmina en 1778 con una sentencia desfavorable hacia el criollo: se le declara hereje mayor y miembro podrido de la religión, y se le condena a 8 años de reclusión. Se considera que así la clase de poder reaccionario en España quiso hacer un escarmiento contra los Ilustrados españoles. Este proceso tuvo resonancia en toda la Europa Ilustrada, siendo proclamado Olavide por Dionisio Diderot como “Mártir del fanatismo”. En 1780, Olavide fuga de prisión y se refugia en Francia. Adopta el nombre de “Conde de Pilos”. Se pone en contacto con los enciclopedistas. Durante la Revolución Francesa, primero integra la “delegación de los extranjeros y proscritos de todos los países” (1790) que solicita de la Asamblea Nacional un lugar preferente en la celebración del primer aniversario de la Toma de la Bastilla, en el Campo de Marte. Se declara a Olavide “ciudadano adoptivo” de la República Francesa. Pero luego, ante la subida al poder de la Asamblea Legislativa, Olavide se aleja de París y en la provincia del Loira se dedica a obras sociales y a escribir. En 1794 (época del Terror) Olavide es encarcelado como “sospechoso” por la Junta de Seguridad Nacional. Para esta época ya había empezado a escribir El Evangelio en triunfo y muy probablemente también sus novelas. Liberado hacia 1795, se retira al Castillo de Cheverney, residencia de su amigo el conde Dufart. Termina de redactar El Evangelio en triunfo, cuyos 4 volúmenes se publican en 1997 en España. La alta calidad del texto apologético del cristianismo le vale el perdón de la Inquisición y el permiso de Carlos IV para retornar a España. En 1799 Olavide se establece cerca a la Nuevas Poblaciones (Baeza). Ese mismo año se publican sus Poemas cristianos en Madrid y al año siguiente (1800) la primera entrega de sus novelas cortas bajo el título de Lecturas útiles y entretenidas bajo el seudónimo de Atanasio Céspedes y Monroy. El 25 de febrero de 1803, muere en Baeza, a los 78 años de edad.




LA OBRA NARRATIVA: EDICIONES, CATÁLOGO, PROCESO DE IDENTIFICACIÓN DEL AUTOR Y TEMAS.



El conjunto de novelas cortas que conforman el corpus de la colección Lecturas útiles y entretenidas fueron publicadas en Madrid, en la Imprenta de José Doblado y Oficina de Dávila, en once tomos. Los tomos I a VI fueron impresas en 1800, el VII en 1801, los tomos VIII a XI en 1816, y el X y el XI en 1817. La colección contiene veintiuna novelas distribuidas en once tomos como a continuación se detalla:


Tomo 1.º El desafío. La paisana virtuosa. La dulce venganza;

Tomo 2.º La mendiga honrada. El sol de Sevilla. Los dos amigos;

Tomo 3.º La huérfana. El amor desinteresado;

Tomo 4.º La hermosa malagueña. La satisfacción generosa;

Tomo 5.º Los peligros de Madrid. El fruto de la ambición;

Tomo 6.º La presumida orgullosa. El matrimonio infeliz;

Tomo 7.º El secretario filósofo. El estudiante;

Tomo 8.º Los gemelos;

Tomo 9.º La madre prudente. La feliz desgracia;

Tomo 10.º El inconstante corregido ;

Tomo 11.º La familia feliz.


Durante mucho tiempo se consideró a que el nombre del autor consignado en los tomos (Atanasio Céspedes y Monroy) era el verdadero autor. Es a inicios de la década de los 80's del siglo XX, que la erudita española María José Alonso Seoane establece que el autor real fue Pablo de Olavide, conclusión a la que arribó gracias a que Estuardo Núñez, entre 1964 y 1969, encontró seis novelas de Olavide en bibliotecas norteamericanas, de una reedición publicada en Nueva York hacia 1828 por el editor español Cayetano Lanuza, textos que se indicaban bajo la autoría de “El autor de El Evangelio en triunfo”. Las novelas que encontró se titulan: El incógnito o el fruto de la ambición (en dos volúmenes), Paulina o el amor desinteresado (en dos volúmenes), Sabina o los grandes sin disfraz, Marcelo o los peligros de la corte, Lucía o la aldeana virtuosa y Laura o el Sol de Sevilla, que corresponden, con breves cambios, a los títulos de la edición española.
El pensamiento que muestran las novelas resulta coincidente con el de El Evangelio en triunfo; sus temas principales son la formación del carácter virtuoso por la educación y la religión, el dilema campo/ciudad desde el punto de vista de la virtud y el vicio, la libre elección de cónyuge, la mala educación de la nobleza y la religiosidad ilustrada.


DATOS SOBRE LA PUBLICACIÓN, RECUPERACIÓN Y AUTORÍA DE TERESA O EL TERREMOTO DE LIMA



Novela corta en castellano publicada en París (1829) por la imprenta de Pillet con extensión de 147 págs., sin nombre de autor. Esta novela es la única en la que el criollo peruano Olavide cuyo mundo representado formaliza el espacio virreinal limeño y también la única publicada en Francia
El centenario erudito peruano Estuardo Núñez (1908) halló un ejemplar de la novela en la Biblioteca Nacional del Perú en la década de 1980, atribuyendo –bajo sólidos argumentos– la autoría a Pablo de Olavide y Jáuregui, y publicando el texto en la recopilación de obras de Olavide bajo el título. Obras selectas de Pablo de Olavide (1987), que incluye la producción narrativa (Novelas morales), dramáticas (dramas y tragedias, traducidas y una zarzuela de su autoría: El celoso burlado) y expositivas (Informe sobre la Ley Agraria, el Plan de Estudios para la Universidad de Sevilla y El Evangelio en triunfo).


ARGUMENTO DE TERESA O EL TERREMOTO DE LIMA.



Don Ramiro, noble español culto y adinerado, decide viajar al virreinato del Perú para poder disponer de la herencia que le había dejado un tío suyo que vivía en Lima. Sale de España a los veinticinco años. Después de una larga travesía, llega al Perú, avecindándose en la ciudad de Lima, sufriendo una decepción en su afán de aprendizaje mediante el traslado a nuevas realidades, al darse cuenta del pobre nivel cultural de la ciudad y deseando terminar cuanto antes los motivos de su estadía para poder regresar a la Metrópoli. Es cuando conoce a la adolescente Teresa Fuentes (14 años), a quien ve en la cercanías a una iglesia en compañía de la madre de esta, Doña María, quedando prendado de la bella joven. Don Ramiro, quien se acerca a los treinta años, requiere a Doña María los amores de su hermosa hija. La madre, dándose cuenta de la posición económica del peninsular, acepta los tratos entre él y su hija, pactando incluso fecha para la boda. Estos planes se ven interrumpidos por la llegada de Alonso, de dieciocho años, hijo de un preciado amigo de Don Ramiro, el cual, viéndose en trance de muerte, envió desde España al joven para apoyarse en la hospitalidad de Don Ramiro. Este, al poco tiempo del arribo del joven, entró en grave preocupación al darse cuenta de las posibilidades en contra de su próximo compromiso si es que Teresa y Alonso se llegaban a conocer, lo que sucede casi de inmediato al accidentarse Alonso a las afueras de la casa de Don Ramiro y ser socorrido por Teresa. Los dos jóvenes se enamoran de inmediato. Pero Alonso, respetuoso y agradecido por su benefactor, decide dar un paso al costado y alejarse de Lima, embarcándose rumbo a las Indias Orientales con un ventajoso cargo gubernamental otorgado por el virrey a pedido de Don Ramiro. Seguidamente se realizó la boda entre Don Ramiro y Teresa.
Transcurren cinco años, en los cuales el matrimonio es infeliz. En el mes de octubre de 1746, llega Alonso, que ya contaba con veintitrés años, al puerto del Callao. Se produce un terremoto cuando aún Alonso estaba en el barco, pidiendo autorización para socorrer a la población sobreviviente.
Al llegar a la casa de Don Ramiro, encuentra muerta a Doña María, desmayada a Teresa y malherido a Don Ramiro, quien en un acto nobleza, legó in extremis a don Alonso la mitad de su fortuna, quedando la otra para Teresa, la viuda. El mismísimo virrey quedó como albacea de la voluntad testamentaria y de los deseos póstumos del adinerado Don Ramiro, que deseaba que Alonso y Teresa se casen, lo que ocurre transcurrido el luto. Finalmente la joven pareja decide trasladarse a Sevilla para iniciar una nueva vida.


TRASCENDENCIA DE LA NOVELÍSTICA OLAVIDIANA


Se considera a El Periquillo Sarmiento (1816) del mexicano José Joaquín Fernández de Lizardi la primera novela hispanoamericana y El Padre Horán (1848) del cuzqueño Narciso Aréstegui, la primera novela peruana. La novela Teresa o el terremoto de Lima fue escrita hacia los últimos años de vida de Pablo de Olavide (entre 1799 y 1803) y por lo tanto, antes que el Periquillo; siendo publicada en 1829 en París, es decir, 19 años antes que El padre Horán. Olavide sería el primer novelista de origen americano y Teresa o el terremoto de Lima la primera novela peruana.
Por otro lado, viendo el conjunto de las novelas olavidianas, la etapa auroral de formación de la tradición novelística peruana sigue la influencia de los autores peninsulares herederos de los derroteros abiertos por Olavide y los novelistas españoles de fines del siglo XVIII e inicios del siglo XIX Por lo tanto, la obra narrativa de Pablo de Olavide pertenecería –por el origen del autor así como su ideología asociable a la criolla de vanguardia– indiscutiblemente a la literatura peruana y se inscribiría, indirectamente, en la evolución de la novela peruana en la conformación de los modelos, temas y finalidades de esta novelística por medio de los modelos hispanos de los mismos, no a través del contacto directo con los lectores-escritores peruanos del siglo XIX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada